¿Cuáles son las exclusiones de huesos rotos por accidente?

No está cubierta la rotura de huesos por accidente en los siguientes casos:

  • Cuando el accidente que provoque la rotura de huesos ocurre antes de la contratación del plan
  • Cuando la fractura no puede ser demostrada dentro de los 30 días naturales siguientes a la fecha de haber ocurrido el accidente
  • Cuando se presenten fisuras óseas, es decir, cuando haya grietas en el hueso o fractura incompleta que se caracteriza por la existencia de una línea de fractura que no circunscribe ningún fragmento óseo
  • Cuando la fractura es a consecuencia de osteoporosis
  • Cuando se presenten fracturas patológicas, es decir, cuando el hueso se rompe a consecuencia de la pérdida o disminución de su resistencia normal debido a una enfermedad, como tumores óseos, enfermedades del metabolismo, entre otros. Esto aplica incluso con actividades normales
  • Cuando la fractura es a consecuencia de procesos de parto o de sus complicaciones
  • Cuando la fractura es por efecto directo o indirecto, total o parcial, de las siguientes situaciones:
    • Accidentes originados por participar en:
      • Servicio militar, actos de guerra, actos terroristas, rebelión, motín, insurrección o tumulto popular, cuando el asegurado participe como elemento activo
      • Riña provocada por el asegurado
      • Navegación aérea no realizada en líneas de transporte comercial aéreo
      • Práctica y/o entrenamiento de deportes de alto riesgo
      • Práctica profesional de cualquier deporte
      • Pruebas o contiendas de velocidad, resistencia o seguridad en vehículos de cualquier tipo
      • Lesiones autoinfligidas, aun cuando sean cometidas en estado de enajenación mental.
    • Intentos de suicidio, aun cuando se cometan en estado de enajenación mental.
    • Lesiones sufridas por culpa grave del asegurado como consecuencia de estar bajo los efectos del alcohol o por el uso de drogas, estimulantes y/o somníferos, excepto si fueron prescritos por un médico autorizado para el ejercicio profesional.
    • Psicopatías transitorias o permanentes y operaciones quirúrgicas o tratamientos, salvo que cualquiera de tales hechos sobrevenga como consecuencia inmediata de un accidente o del tratamiento de las lesiones por él producidas.
    • Síncope, convulsiones, lipotimias o parálisis.